El PP rechaza, de nuevo, la gestión de los residuos orgánicos para agrocompostaje pero anuncia la instalación de contenedores marrones aunque no sabe cómo usarlos

El grupo municipal de Ganar Torrejón (IU-EQUO) ha vuelto a insistir en el pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz acerca de la necesidad de que este municipio lleve a cabo una gestión eficiente de los residuos orgánicos que se generan. Por este motivo, este grupo ha presentado una moción pidiendo al equipo de Gobierno municipal que fomente la recogida de recursos orgánicos y que, a su vez, impulse el agrocompostaje con experiencias piloto en comunidades de vecinos, colegios y otros puntos de la ciudad. La ignorancia del PP es de tal magnitud en este asunto que, a pesar de rechazar las propuestas relativas al reciclaje de los residuos orgánicos, ha anunciado la instalación de contenedores marrones (aquellos que recogen los residuos orgánicos), entendemos que para cumplir con las directivas europeas que obligan a poner en marcha medidas en este sentido antes de 2020. 

Desde Ganar Torrejón (IU-EQUO) se ha advertido al PP que la instalación de estos contenedores marrones no tendrá ningún sentido si, previamente, no se hace una campaña de sensibilización entre la población que promueva la separación de los residuos en origen (en las casas). Ganar Torrejón ha criticado el modelo de campaña institucional que el PP ha lanzado en Torrejón por entender que, no sólo no informa de forma adecuada sino que destina más del 75% de la campaña a amenazar y hablar de sanciones a los vecinos y vecinas e lugar de hacer una sensibilización práctica y en positivo. 

Este es el contenido completo de la moción presentada por este grupo municipal para fomentar la recogida de residuos orgánicos con destino al agrocompostaje en Torrejón de Ardoz:

D. Francisco Hernández Herrero, portavoz del grupo municipal GANAR TORREJÓN (IU-EQUO) del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz (Madrid), al amparo de lo establecido en el artículo 10.1 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz y de acuerdo con la Ley de Bases del Régimen Local 7/85 y los respectivos reglamentos que la desarrollan, presenta para su debate y aprobación, si procede la siguiente:
MOCIÓN PARA FOMENTAR LA RECOGIDA DE RESIDUOS ORGÁNICOS CON DESTINO AL AGROCOMPOSTAJE EN TORREJÓN DE ARDOZ.

Exposición de motivos:

La recogida y tratamiento de residuos es un tema de gran importancia para nuestro Grupo Municipal y así lo hemos expresado en numerosas ocasiones a través de diferentes propuestas, mociones etc. Este es un asunto, del que ojalá este gobierno le prestara la atención que merece, afecta una forma fundamental al medioambiente, así como a la economía de todas las personas de nuestro municipio, por lo que se hace imprescindible que desde lo público se lleve a cabo un trabajo de sensibilización de la ciudadanía en el camino de hacerles partícipes de las decisiones que se tomen en esta materia, atendiendo sus propuestas y opiniones, de cara a conseguir las mejores soluciones y aunando todos los esfuerzos. Eso sí, la sensibilización, no sólo es inundar Torrejón con vallas publicitarias, donde un tercio se destine a explicar cómo se utilizan los contenedores y las tres cuartas partes a hablar de multas y sanciones que el gobierno del PP pondrá a aquellos y aquellas vecinas que no cumplan la normativa en esta materia. Creemos que el camino es hacer pedagogía en los barrios, en los centros escolares, en las asociaciones para que poco a poco vayamos tomando conciencia y este asunto forme parte de nuestro hacer diario.

Por otro lado, la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados establece que las autoridades competentes deberán adoptar las medidas necesarias para garantizar que, antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables alcance en conjunto, como mínimo, el 50% en peso.

La fracción orgánica constituye la masa principal de los residuos municipales generados por habitante, situándose alrededor del 35-45%, dependiendo de las áreas. No obstante, en la mayor parte de los municipios españoles, entre los que se encuentra Torrejón, la fracción orgánica no se separa, recoge y trata de la manera más adecuada, y forma parte de residuos mezclados que posteriormente deben intentar ser separados de manera mecánica en las instalaciones correspondientes.

​De acuerdo con la Ley 22/2011 se define como compost a la “enmienda orgánica obtenida a partir del tratamiento biológico, aeróbico y termófilo de residuos biodegradables recogidos separadamente. No se considerará compost el material orgánico obtenido de las plantas de tratamiento mecánico biológico de residuos mezclados, que se denominará material bioestabilizado”. De esta manera se excluye la utilización de cualquier material no proveniente de recogida selectiva como materia prima para el proceso de compostaje. Por tanto, esto es una clara premisa dirigida al fomento de la separación en origen de los residuos municipales.

​Con la separación de la materia orgánica (biorresiduos) de nuestra bolsa de la basura, se pretende aumentar el porcentaje de fracción reciclable y compostable, disminuyendo la eliminación en vertedero, implicando, sensibilizando y concienciando a la ciudadanía en la gestión más sostenible de sus residuos domésticos. En esta recogida separada se incluirían los restos de verdura y fruta, de carne y pescado, comida cocinada, pan y alimentos caducados, poso de café e infusiones, cáscara de huevo y de frutos secos e incluso papel de cocina sucio o restos de jardinería.

​El problema es de base: el sistema de contenedores de colores (amarillo, verde, azul), más puntos limpios, no es válido. Es falso que el contenedor verde acoja sólo materia orgánica, bien al contrario, alberga toda la basura mezclada que el usuario y la usuaria no sabe, no quiere o no puede separar Es un volumen considerable, y al no estar debidamente separado es muy difícil de revalorizar y reducir los impactos que produce. Por ello, las actividades orientadas a fomentar la recogida selectiva, así como los tratamientos más adecuados para obtener productos de calidad, deben ser prioritarias para cumplir con la normativa vigente y fomentar un comportamiento medioambiental respetuoso.

El Marco estatal PEMAR plantea también una reducción gradual del material bioestabilizado en agricultura, limitando su uso en 2020 a restauración de vertederos, recuperaciones de taludes y, en su caso, a valorización energética. Además, plantea la reducción de los residuos domésticos y comerciales eliminados en vertedero a un máximo del 35% respecto a los generados. Esta cantidad podría reducirse hasta un 10% en 2030, con un objetivo intermedio en 2025 de depósito en vertedero de 22,5%.

Las ventajas de compostar la materia orgánica debidamente separada son varias, y reflejan la importancia de entender este tipo de acciones como prioritarias:

•​Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

•​Rebaja la producción de lixiviados en vertederos y su toxicidad.

•​Genera compost de calidad que limitaría el déficit de materia orgánica en suelos, disminuye la dependencia de los fertilizantes de síntesis, ayuda a luchar contra desertización (20% suelos con alto riesgo), mejora la estructura del suelo y aumenta la retención de agua en el mismo.

•​Aumenta la sustitución de fertilizantes químicos.

•​Reduce las emisiones de óxido nitroso, gas de efecto invernadero, al sustituir abonos químicos por compost.

​Cada vez más regiones y municipios, como la Comunidad Foral de Navarra o los ayuntamientos de Madrid, Valencia o Alicante, han tomado conciencia de esta necesidad, para hacer compostaje de calidad y evitar la eliminación de recursos. La recogida selectiva se está implantando en los municipios de manera progresiva a través de programas piloto. Se suele instalar contenedores específicos para materia orgánica conocido como el quinto contenedor, normalmente de color marrón, en zonas en las que se sitúan grandes generadores de estos residuos como mercados o restaurantes, extendiendo su uso a los vecinos de alrededor para que quienes lo deseen puedan depositar los residuos orgánicos en dichos contenedores.

​Estos programas pilotos deben de ir acompañados de una importante campaña de concienciación de la ciudadanía sobre la importancia de la recogida selectiva de residuos, en especial de la fracción de materia orgánica. Promover sistemas de compensación directa al ciudadano, como reducciones en ciertas tarifas si se alcanzan los objetivos fijados de reciclaje de biorresiduos, o bien sistemas de compensación colectivos para el conjunto de la ciudadanía (como mejora de instalaciones o de equipamientos), puede ayudar a incentivar la participación ciudadana en estos programas.

Las ciudades firmantes prometen actuar para alcanzar el objetivo de la UE de reducir en un 40 % los gases de efecto invernadero de aquí a 2030, así como promover la adopción de medidas conjuntas para la atenuación del cambio climático y la adaptación a este. Parece lógico que estas medidas son necesarias para alcanzar estos objetivos firmados.

​Somos conscientes de que todo requiere su tiempo y que no es fácil el cambio de mentalidad de una sociedad incentivada al consumo excesivo, pero la importancia que tiene para nuestro medio ambiente y para el cambio climático requiere que seamos capaces de lograrlo. Para ello es necesario que vayamos dando pasos en la buena dirección, y por dicha razón el Grupo Municipal GANAR TORREJÓN, IU- EQUO, presenta esta moción en relación con la recogida de residuos orgánicos con destino al agrocompostaje, y eleva al Pleno los siguientes

ACUERDOS

1.- Instalar contenedores específicos para materia orgánica en los mercados existentes de la ciudad.

2.- Realizar una campaña junto a los comerciantes para la recogida exclusiva de los restos orgánicos producidos por los mismos.

3.- Realizar una campaña entre los vecinos y vecinas de las zonas adyacentes a los mercados para que quienes lo deseen puedan depositar los residuos orgánicos en dichos contenedores.

4.- Realizar un tratamiento específico para su transformación en compost, cuyo destino puede ser los huertos urbanos, ecológicos, comunitarios o los parques y jardines de nuestra ciudad.

5.- Comenzar los estudios necesarios para la instalación a principios de 2018, en el barrio o zona que se considere más adecuado, del quinto contenedor o contenedor marrón, como experiencia piloto.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s