El Ayuntamiento de Torrejón se ve obligado a reducir en un 60% la excesiva multa de tráfico impuesta a un torrejonero

El recurso presentado por el afectado y la presión y difusión ejercida desde el grupo municipal de Ganar Torrejón (IU-EQUO) transforma la sanción inicial de 500 euros y 6 puntos del carnet de conducir, en 200 euros y el mantenimiento de todos los puntos

 Torrejón de Ardoz, 05/09/2016. El Ayuntamiento de Torrejón se ha visto obligado a dar marcha atrás en la multa que, el pasado mes de mayo, la Policía Local impuso a un joven torrejonero por una infracción de tráfico que fue sancionada con 500 euros y la retirada de seis puntos en el carnet de conducir.

Lo que en su día fuera calificado como una sanción propia de un kamikaze ha sido rebajada a 200 euros de multa (con la posibilidad de que queden reducidos a 100 euros por pronto pago) y al mantenimiento de todos los puntos del carnet de conducir.


La desproporcionada medida, que fue recurrida por el afectado presentando el correspondiente recurso a la sanción, fue denunciada por nuestro grupo municipal desde donde solicitamos las explicaciones oportunas al equipo de Gobierno y la revisión de la sanción por considerarla abusiva y claramente dirigida a sancionar con el único propósito de recaudar. De hecho, este grupo se dirigió directamente al Alcalde de la ciudad para que tomase cartas en el asunto e intercediese para la revisión de la sanción.

Como ya relatamos en su momento, el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz impuso la máxima sanción posible a un joven vecino que cometió una infracción de tráfico en el casco urbano. Una infracción que podría haberse calificado como infracción leve, entre otras cosas, porque tuvo lugar a 10 kilómetros por hora sin embargo fue considerada como muy grave y altamente peligrosa.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de mayo, en el Barrio de la Zarzuela, a las 12:40 h. del mediodía, cuando el joven sancionado circulaba en un ciclomotor de 49 cc. y realizó una maniobra indebida a 10 km/h (ver foto anexa), que él mismo asumió y reconoció como infracción.

La maniobra consistió en recorrer dos metros que separan el paso de peatones de la puerta del garaje de su casa en dirección contraria. Fue entonces cuando dos policías locales, que habían visto esa maniobra, se acercaron a él y le notificaron que la sanción era de 500 euros y la retirada de seis puntos del carnet de conducir.


 Con tal fin, y apoyando la petición de amparo cursada por el denunciante ante el Alcalde de la ciudad, este grupo municipal solicitó de inmediato la intermediación de Ignacio Vázquez en este caso con el fin de adaptar la cuantía de la sanción a la infracción cometida y evitar así un ejercicio abusivo de autoridad como el que parece que se estaba produciendo.

Para nuestro grupo municipal las infracciones de tráfico tienen que ser sancionadas en cualquier caso y no vale impunidad alguna para quienes se saltan las normas y ponen en riesgo la vida del resto de vecinos y vecinas. Ahora bien, una cosa es hacer cumplir las normas y otra interpretarlas de forma abusiva aprovechándose de la autoridad pública.

La sanción que en su día se impuso al joven torrejonero es la misma prevista para quienes actúan de forma kamikaze poniendo en riesgo, tanto por el trayecto recorrido, como por el tamaño del vehículo así como por la velocidad alcanzada, la vida del resto de viandantes o conductores/as. 

Creemos, sinceramente, que una motocicleta de 49 centímetros cúbicos (en la imagen anexa) recorriendo un espacio no superior a dos metros en una hora de escaso o nulo tránsito por la zona en la que se comete la infracción, está muy lejos de poder ser calificada como una acción kamikaze.

Desde este grupo municipal entendimos en su momento que se debía proceder a la revisión urgente de la sanción impuesta dado que se hizo una aplicación literal de la norma sin que el afectado tuviese derecho a que dicha norma fuera interpretada y por lo tanto adaptada a su caso. Pero es que además, consideramos que se pudo vulnerar el principio de dubio pro reo y, desde luego, el de intervención mínima por el que ante la mínima duda siempre se debe imponer la mínima sanción posible.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s