El PSOE se une a la derecha contra un nuevo modelo de gestión de los residuos en Torrejón

 
– Los partidos de derechas, PP y Ciudadanos votan en contra y el PSOE se abstiene para evitar decir no al modelo de incineración actual

 
Torrejón de Ardoz, 31/05/2016. Los grupos municipales de la derecha, PP y Ciudadanos, han encontrado en el PSOE el aliado ideal para decir no a la puesta en marcha de un nuevo modelo de gestión de residuos, en la línea de lo defendido de forma conjunta por Si Se Puede y Ganar Torrejón (IU-EQUO).
 
La presentación de una moción por parte del grupo municipal de Si Se Puede, en el último pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, apoyada en su totalidad por Ganar Torrejón (IU-EQUO) ha vuelto a abrir un debate que tanto PP como PSOE, sobre todo, están intentando evitar en la mayoría de los municipios del Corredor del Henares. Y que, sobre todo el PP, quiere instrumentalizar confundiendo a la población con modelos antagónicos como el compostaje y la incineración que ellos defienden y que genera no sólo olores, sino ruidos y contaminación aérea, en superficie y subterránea.
 
Ya sabemos que a José Luis Navarro le pierden la boca y las formas pero debería ser más cuidadoso para no mostrar en público su absoluta ignorancia cuando dicta comunicados en los que él no sabe de lo que está hablando y sus lacayos no saben de qué están escribiendo, explican desde los grupos municipales defensores de la propuesta en relación a la nota de prensa que el Ayuntamiento hizo pública el pasado 26 de mayo.
 
En realidad, la negativa conjunta de PP, PSOE y C’s contraviene la obligatoriedad de cumplir la Directiva UE 22/2008 y su trasposición a la Ley de Residuos 22/2011. Según esta Ley, en 2020 los Estados miembros de la UE deberían reducir en un 20% la producción de residuos urbanos y alcanzar un 50% de material preparado para su reciclaje.
 
La propuesta de Si Se Puede, entre otras cosas, plantea el estudio de la instalación de una planta de compostaje de residuos orgánicos en Torrejón a la que fueran a parar los restos vegetales de podas, restos orgánicos procedentes de viviendas unifamiliares y comercios y que sirviese de base para la puesta en marcha de un sistema de recogida de residuos puerta a puerta. De hecho, ante el inminente cierre en 2017 del vertedero de Alcalá por su saturación y la inconveniencia de abrir otro vertedero más grande y más molesto en Loeches es totalmente necesario replantearse el modelo y empezar a dar pasos hacia una gestión más sostenible, que recicle, reutilice y recupere los residuos generados.
 
Desde esta planta de compostaje se podrían llegar a tratar unas 20.000 toneladas de residuos, que ya no tendrían que ser llevados al vertedero, con el consiguiente ahorro en el canon de la Mancomunidad, tal y como ha explicado el portavoz del grupo municipal de SSP, Luis Andrés Pérez.
 
Por su parte, desde Ganar Torrejón (IU-EQUO) se ha invitado al Gobierno municipal a iniciar proyectos piloto de sensibilización y puesta en práctica del valor de un nuevo modelo de gestión de residuos orgánicos, aprovechando las numerosas comunidades de vecinos de Torrejón, en las que se podrían poner en marcha sistemas de recogida selectiva con la participación activa de vecinos y vecinas y el reaprovechamiento del material compostado en las propias comunidades, según Santiago Algora, concejal de Ganar Torrejón (IU-EQUO).
 
La recogida y tratamiento de la fracción orgánica de los residuos urbanos permite aumentar hasta un 65% de reciclaje del total de la basura que producimos en los municipios. Pero es necesario cambiar nuestra visión de la basura. Y en Torrejón está visto que con la ignorancia supina mostrada por el PP y la falta de criterio del PSOE que cambia de parecer según donde gobierne, va a ser muy difícil que este modelo se pueda poner en marcha, ni siquiera a modo de experiencia piloto, explican desde los dos grupos municipales.
 
El compostaje in situ de los residuos de poda y jardinería en cada parque y jardín, por ejemplo, permite devolver al terreno una materia que necesita y evitar así el transporte para su tratamiento. De este modo se reduce una parte del coste. El mantillo obtenido sirve a su vez como estructurante, necesario para compostar los residuos alimentarios.
 
Este modelo de gestión de residuos contempla además fomentar la reutilización en talleres de autorreparación y laboratorios de residuos vivos para el aprovechamiento y reutilización de materiales, la ampliación de los puntos limpios para la gestión de aceite usado, residuos peligrosos, madera, residuos de poda y jardinería, muebles y grandes enseres, residuos electrónicos, etc.
 
Y también la prevención del residuo mediante el autocompostaje de los biorresiduos. Una parte de los residuos orgánicos se debe compostar en compostadoras comunitarias. De este modo aquellos vecinos que desean compostar sus residuos comprometiéndose a separarlos adecuadamente pueden colaborar con el Ayuntamiento para cambiar los hábitos y costumbres respecto a la basura doméstica para adecuarlos a un aprovechamiento de los recursos que contiene la basura.
 
La recuperación de la materia orgánica y su tratamiento específico permite abaratar los costes, reducir la huella ecológica contribuyendo al compromiso de reducción de emisiones de efecto invernadero de la ciudad

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s